Skoda presenta el nuevo Scala

La marca del Grupo Volkswagen ofrecerá desde la primera mitad de 2019 el Scala, un compacto de 4,36 metros de longitud que llegará con cinco variantes de motores, con potencias desde los 90 CV a 150 CV y en versiones TSI, TDI y gas natural (CNG).

Con un nuevo carácter, una nueva tecnología y un nuevo nombre, el Skoda Scala redefine por completo el segmento de los coches compactos para la marca. El apropiado nombre ‘Scala’ procede del latín y significa ‘peldaño’ o ‘escalera’. El nuevo compacto de la marca combina un diseño emotivo con un alto grado de funcionalidad y conectividad de última generación, y transfiere por primera vez el sensacional lenguaje de diseño del prototipo Vision RS a un vehículo producido en serie. Están disponibles cinco variantes de motores, con potencias desde los 66 kW (90 CV) hasta los 110 kW (150 CV). Además, el Scala ofrece un alto nivel de seguridad activa y pasiva, faros delanteros y traseros full-LED, gran cantidad de espacio para pasajeros y equipaje, y numerosas características Simply Clever. Llegará al mercado en la primera mitad de 2019.

Una carrocería de 4,36 metros de longitud

Gracias al gran número de modelos MQB, es posible ofrecer innovadores sistemas de asistencia y seguridad como el Control de Crucero Adaptativo o el Crew Protect Assist no solo en segmentos superiores, sino también en modelos más pequeños. Para el nuevo Scala, Skoda ha realizado una gran cantidad de ajustes a la plataforma, como el uso de la mayor distancia entre ejes posible y el voladizo trasero más largo. El resultado es típico de Skoda: tremenda cantidad de espacio combinada con las dimensiones externas. Esto es principalmente gracias a la larga distancia entre ejes de 2.649 milímetros dentro de una longitud total de 4.362 milímetros. El nuevo coche compacto tiene 1.793 milímetros de ancho y 1.471 milímetros de altura.

Llantas de hasta 18 pulgadas 

El Skoda Scala es el primer Skoda que implementa la siguiente fase de desarrollo del lenguaje de diseño de la marca, y lo hace de una forma muy emotiva y auténtica. Es el primer vehículo de producción de Skoda en Europa que luce la inscripción 'ŠKODA' en letras mayúsculas en el centro del portón trasero en lugar del logo de la marca; y lo hace con confianza. Las llantas de aleación de hasta 18 pulgadas crean acentos dinámicos; la única y ampliada luna trasera disponible en el paquete Emotion da al Skoda Scala su propio estilo.

Interior muy cuidado

El nuevo interior está basado en el prototipo Vision RS. Combina ergonomía y emotividad con la generosa cantidad de espacio típica de Skoda y el maletero más grande de su segmento. Al igual que los acabados de la puerta delantera, el panel de instrumentos con su pantalla táctil central elevada también presenta una superficie de espuma suave de alta calidad con una textura específica que se asemeja a estructuras cristalinas. La iluminación ambiental, los tonos cálidos y las costuras en color de contraste en la tapicería de los asientos, que están disponibles opcionalmente en microfibra Suedia, crean una atmósfera agradable. Como opción, el parabrisas y el volante calefactados proporcionan una comodidad adicional.

De 90 a 150 CV

Tres motores TSI de 1.0 o 1.5 litros y un TDI de 1.6 entregan potencias que van de los 70 a los 110 kW (95 a 150 CV). El 1.0 G-TEC con una potencia de 66 kW (90 CV), que está diseñado para funcionar con gas natural comprimido (GMC), llegará a finales de 2019. Evidentemente, los cinco eficientes motores turboalimentados cumplen la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. El Control de Chasis Deportivo -un chasis que puede cambiar entre los modos 'Normal' y 'Sport' a través del Selector de Modo de Conducción- está disponible como opción.

Seguridad, tecnología e inforentretenimiento 

Muchos de los sistemas de asistencia del Skoda Scala ya se han visto previamente en segmentos superiores. La función opcional Side Assist muestra si se aproxima un vehículo desde detrás que quiere adelantar o si está en el punto ciego desde una distancia de hasta 70 metros; 50 metros más que con el Blind Spot Detect. El Control de Crucero Adaptativo (ACC), que se puede usar a velocidades de hasta 210 km/h el Park Assist también son opcionales. El Lane Assist y el Front Assist vienen de serie.

El Scala incluye de serie luces delanteras y traseras LED, mientras que las versiones full-LED son opcionales y, por primera vez en un Skoda Scala, vienen con intermitentes traseros dinámicos. El coche tiene hasta nueve airbags, incluyendo un airbag de rodillas para el conductor y, por primera vez en este segmento, airbags laterales traseros opcionales. En caso de una colisión inminente, la función disponible opcionalmente Crew Protect Assist cierra automáticamente las ventanas y tensiona a tiempo los cinturones de los asientos delanteros.

El Virtual Cockpit opcional cuenta con una pantalla de 10,25 pulgadas; la más grande de su segmento. Los sistemas de infoentretenimiento de tercera generación de la plataforma modular de infoentretenimiento (MIB) incluyen una pantalla de entre 6,5 y 9,2 pulgadas. La pantalla táctil tiene una posición cómodamente elevada en el salpicadero, dentro del campo de visión del conductor y el acompañante, mientras que el Skoda Sound System opcional incorpora un subwoofer y diez altavoces. Con el uso de un gran número de servicios online de Skoda Connect, se puede bloquear y desbloquear el coche a través del móvil y se puede actualizar el software o los mapas del sistema de infoentretenimiento, entre otras cosas. El Scala está siempre conectado gracias a una eSIM integrada con conexión LTE.