Test con la Mercedes Vito 111 CDI

Probamos la Mercedes Vito 111 CDI, un vehículo en cuya versión Furgón Largo se encuentra actualmente disponible con Ibercaja Renting por 360 €/mes + IVA. Entre otras muchas gratas sorpresas, nos ha encantado la notable respuesta de su mecánica diesel de 1,6 litros de cilindrada y 114 CV de potencia.

La gama Vito de Mercedes –vehículo fabricado en la planta española de Vitoria- es una de las más amplias, interesantes y de alta calidad entre las furgonetas de este tamaño. Existen múltiples posibilidades de longitud de batalla (Compacta, Larga y Extralarga), configuración de la carrocería (Furgón, Mixta y Tourer) y mecánicas (109 CDI, 111 CDI, 114 CDI, 116 CDI y 119 CDI) combinadas bien con tracción delantera, propulsión trasera o integral 4x4; además de cambio automático o manual. 

Actualmente en Ibercaja Renting disponemos de este modelo en su versión Furgón Largo 111 CDI de 114 CV manual, en color blanco y con el siguiente equipamiento de serie: Aire acondicionado, Asiento copiloto doble, faros antiniebla, doble puerta trasera, suelo y lateral inferior panelado, carga útil hasta 859 kg. La campaña está disponible para operaciones tanto de Leasing como de Renting, a 4 años, y se ofrece por una competitiva cuota de 360 €/mes + IVA (para una información detallada de las condiciones consultar nuestra sección de Ofertas).

Probamos la versión 111 CDI de 114 CV 

Nos ponemos al volante de esta misma Mercedes Vito con el motor diesel de 1,6 litros y 114 CV, si bien el modelo utilizado para la prueba y las fotografías corresponde a la versión Tourer. No obstante, todas las valoraciones de comportamiento, mecánica e impresiones generales son válidas para ambas versiones; siendo la diferencia la parte trasera: acristalada, con asientos en su interior y portón trasero (Tourer) o con caja cerrada, zona interior diáfana de carga y doble puerta trasera (Furgón). En ambos casos cuentan con una puerta corredera lateral. El modelo de carrocería Larga (el ofertado por Ibercaja Renting) cuenta con una longitud de 5,14 metros y una distancia entre ejes de 3.200 mm.

La combinación mecánica de caja de cambios manual, tracción delantera y motor 1.6 de 114 CV da un resultado mucho que mejor que lo que a priori podríamos esperar de un vehículo de su tamaño y peso combinado con este sencillo motor. Pero es que sus 270 Nm de par motor desde sólo 1.500 rpm dan mucho de sí y mueven a la Vito 111 CDI con una agilidad notable a la vez que obtienen un consumo de gasoil muy contenido: 6,2 l/100 km. 

Notable dinámica de conducción

Al volante de la Mercedes Vito encontramos fácilmente una postura en la cual conducir con gran comodidad y una visibilidad sobresaliente. El ajuste de sus materiales es muy sólido, y si bien no tiene los lujos de la selecta Clase V destinada a pasajeros, la Vito cuenta con toda las instrumentación necesaria y todo queda muy a mano. La palanca de cambios está bien posicionada, cerca del conductor, mientras que el freno de estacionamiento es el habitual en la marca Mercedes: de pedal.

Tras iniciar la marca observamos ya en los primeros compases que las reacciones de su mecánica, el uso de la caja de cambios o la puesta a punto de dirección y suspensiones consiguen un conjunto que proporciona un gran agrado de conducción. Quizá muchos potenciales clientes hayan dudado de si no sería necesario el siguiente escalón de potencia (el 114 CDI con mecánica de 2,2 litros y 136 CV junto a la propulsión trasera), pero salvo para los casos en los que se cargue a tope y se requiera una gran rapidez ascendiendo fuertes pendientes, el modelo que hoy probamos cumple sobradamente con una respuesta mecánica más que satisfactoria.   

Texto y fotos: Enrique Marco (Ibercajamotor.com)