Al volante del nuevo Suzuki Jimny

Un verdadero todoterreno de coste accesible es un perfecto aliado para el trabajo, para zonas rurales, y también para el ocio. El nuevo Suzuki Jimny puede resultar una excelente opción para realizar una operación de Renting, especialmente para quien requiera un vehículo muy capaz fuera de carretera.  

La cuarta generación del Suzuki Jimny ha roto todos los esquemas de las tendencias actuales, ya que no sólo conserva sus aptitudes de verdadero todoterreno puro y duro, sino que su apariencia estética gira hacia unas líneas más rectas y tradicionales que las de su predecesor. Es por tanto un auténtico 4x4 único en su especie, ya que sólo los Jeep Wrangler o el Mercedes Clase G pueden reunir algunas características similares, si bien éstos son muchos más costosos, grandes y potentes.

Carrocería de 3 puertas y motor de gasolina y 102 CV

El nuevo modelo japonés se ofrece únicamente con una carrocería de tres puertas y sólo 3,65 metros de longitud, con un motor de gasolina 1.5 de 102 CV y transmisión 4x4 con palanca para reductoras. El cliente puede elegir entre 3 niveles de acabados (JX, JLX y Mode3) y en el intermedio la caja de cambios manual puede ser opcionalmente sustituida por una automática. Desde el acabado JX incluye de serie aire acondicionado y diversas ayudas a la conducción como reconocimiento de señales de tráfico, frenado automático de emergencia, sistema de detección de fatiga del conductor, advertencia por abandono de carril y asistente de cambio automático de luces-; mientras que la variante más completa cuenta ya con faros de leds o pantalla táctil con navegador entre otras cosas.

Más refinado, y todavía más capaz

En marcha el Suzuki Jimny agrada por la silenciosa y correcta respuesta de su nueva mecánica atmosférica, que mejora notablemente las prestaciones del anterior Jimny 1.3 de 85 CV a la vez que reduce las emisiones y los consumos; ahora con un gasto medio homologado de 6,8 l/100 km (7,5 l/100 km con el cambio automático). De este modo se muestra más que suficiente para circular a velocidades adecuadas por carretera o autovía, con un logrado grado de comodidad y confianza, y desde una postura al volante bastante elevada.  Pero donde realmente destaca el Suzuki Jimny es en el campo, y tanto por caminos como por zonas realmente complicadas el pequeño 4x4 japonés avanza donde otros todoterrenos se quedarían atascados. Su conducción es fácil, debido a su tamaño, sus ángulos para la práctica de todoterreno (mejora las cotas de su predecesor) y el apoyo de su caja reductora.  

Una historia de éxito 

En todo el mundo Suzuki ha vendido ya más de 2,8 millones de unidades del Jimny entre las tres pasadas generaciones de este modelo; desde el primer LJ (1970-1981) hasta la anterior generación que acaba de retirarse (1998-2018), pasando por el popular Samurai (segunda generación del modelo y primera que se vendió en España de firma directa). 

Texto: Enrique Marco (Ibercajamotor.com).