Prueba Renault Megane 2018

Una de las referencias entre los compactos es el Renault Megane, un modelo que siempre ha ocupado los primeros puestos en el ranking de matriculaciones, tanto en el canal de particulares como en el de empresas o matriculaciones por renting. Probamos la actual cuarta generación del Megane, lanzada en 2016, la cual recibe ahora modificaciones en su gama mecánica para cumplir con las exigentes normativas en materia de contaminación.

Nos subimos al Renault Megane, un compacto de éxito que actualmente va por su cuarta generación –lanzada en 2016- y que triunfa por su equilibrio y sobresaliente relación precio/producto.  Aunque englobado en lo que se conoce como “marca generalista”, la verdad es que los acabados altos de la gama Megane de Renault –a partir del Zen- ofrecen un grado de calidad y unos equipamientos con los que poco o nada tienen que envidiar a referencias en la categoría como el Volkswagen Golf.

Actualmente el Renault Megane se encuentra en un momento de madurez, con algo más de dos años de vida en el mercado; ofrece dos interesantes carrocerías (compacto de 4,36 metros de longitud y familiar de 4,64 metros); y cuenta con una gama que –como en prácticamente todos los fabricantes y debido a la normativa WLTP- desde este mes de septiembre está introduciendo nuevas motorizaciones. Frente a sus rivales, los VW Golf y Seat León se encuentran en la fase final de comercialización de la actual generación, el Peugeot 308 es más veterano, el Opel Astra data de prácticamente la misma fecha, Citroen ha dejado de comercializar un C4 compacto rival directo de éstos (en su lugar ofrece un sencillo C4 Cactus) y sólo Ford luce nuevas galas con su recién llegado Focus.  

Un compacto de calidad

Pero a pesar de lidiar en un segmento tan competido como el de los compactos, el Renault Megane reúne numerosos ingredientes para triunfar. Al volante se percibe a primera vista que la realización de su interior es brillante, y en acabados como el Zen incluye iluminación ambiental y materiales de buena calidad tanto en los plásticos como en las tapicerías o guarnecidos. La pantalla del sistema multimedia es desde los niveles medios de 7 pulgadas, si bien en los acabados Bose u opcionalmente se puede pedir una de 8,7 pulgadas que causa un muy buen efecto. Resumiendo la gama, a nivel de acabados se estructura en Life, Limited, Business (sólo para flotas), Zen, GT Line y Bose. Es por tanto una gama amplia y que se puede adaptar a cualquier necesidad y bolsillo.

Nuevo diésel 1.5 Blue dCi, de 95 y 115 CV

Mecánicamente los probadísimos y laureados bloques 1.5 dCi se mejoran y adaptan ahora a la normativa Euro 6d-Temp y adoptan un primer apellido “Blue”, al haber logrado reducir significativamente sus emisiones de de NOx. Ahora por tanto son los 1.5 Blue dCi en versiones de 95 y 115 CV los que componen la oferta diesel. Ambos niveles suben 5 CV respecto a los anteriores dCi menos limpios, y ahora ofrecen cifras de consumo medio de 3,9 l/100 km.

Motor de gasolina, como el del nuevo Mercedes Clase A 

En cuanto a la opción de gasolina, se cuenta desde este mes de septiembre con el motor 1.3 turboalimentado desarrollado junto a Damiler, que igualmente monta el nuevo Mercedes Clase A. En el caso del Renaut Megane la denominación es 1.3 Tce y se ofrece en cuatro niveles de potencia: 100, 115, 140 y 160 CV.  Sus consumos son bastante contenidos, y la variante más potente es capaz de superar ampliamente los 200 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 9 segundos. 

Un comportamiento dinámico sobresaliente       

En cuando a dinámica de conducción, el Renault Megane sigue siendo uno de los vehículos más equilibrados, por su excelente compromiso entre confort y estabilidad, ya que ofrece un paso por curva muy firme y preciso sin que por ello en carreteras bacheadas percibamos en exceso las irregularidades del terreno, ya que sus amortiguadores están muy bien calibrados. Lo mismo sucede con su dirección, mediante la cual podemos guiar al vehículo con suma precisión y total confianza. Si además tenemos en cuenta que la insonorización está realmente lograda, tenemos en conjunto un compacto de sobresaliente calidad de rodadura y muy confortable para largos viajes. Finalmente, sus mecánicas resultan muy refinadas, con unos bajos niveles de emisiones y consumos, y con unas prestaciones más que aceptables. 

Texto: Enrique Marco (Ibercajamotor.com).