Probamos el nuevo Ford Focus

Ford siempre se había situado con el Focus entre los modelos más demandados por renting, si bien durante los últimos meses la veteranía de la tercera generación le había penalizado. Ahora nos ponemos al volante de la recién llegada cuarta generación de Focus, que viene con mayor equipamiento, una imagen más dinámica y atractiva, y eficientes motores de gasolina y diesel entre 95 y 182 CV. 

Este mes de septiembre se produce el desembarco en España de la cuarta generación del Ford Focus, y llega con un diseño que le diferencia claramente de su predecesor, una plataforma de nueva creación y un equipamiento mucho mayor. Conserva el nombre y unas medidas que apenas difieren de la tercera anterior generación pero lo cierto es que el nuevo Focus supone toda una revolución, un importante paso adelante con el cual la marca del óvalo pretende impactar y triunfar tanto como lo hizo allá por 1998 cuando lanzó el primer Focus. Tres generaciones después, más de 16 millones de Focus se han vendido en todo el mundo (7 millones de ellas en el mercado europeo); lo que da una idea de lo relevante que resulta este modelo para la marca, y especialmente para Ford Europa.

Amplia gama, que todavía crecerá más

Fabricado en Saarlouis (Alemania), el lanzamiento en España del nuevo Focus se produce inicialmente con dos tipos de carrocería (5p y familiar), seis mecánicas (dos diesel de 120 y 150 CV junto a cuatro de gasolina de 95 a 182 CV), caja de cambios bien manual o bien una nueva automática de 8 velocidades, y seis niveles de equipamiento (coronados por el Vignale, el cual le eleva de categoría prácticamente al segmento premium). Su nueva plataforma pesa 82 kilos menos que antes, si bien la distancia entre ejes aumenta 5,2 centímetros, lo cual beneficia al espacio interior; mientras que sus medidas exteriores son de 4,39 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,47 metros de alto; para dejar un volumen de maletero de 375 litros (4,67m; 1,82m, 1,49m y 608 litros el familiar).

Excelente dinámica de conducción

Hemos probado el nuevo Focus en diferentes versiones, y hay algo que destaca en todas ellas: su excelente dinámica de conducción. La puesta a punto a nivel chasis es excelente en esta nueva generación, y con una dirección muy precisa proporciona una calidad de rodadura sobresaliente.  Al volante el Sportbreak Vignale se respira un claro aire premium debido a la elevada calidad de los materiales del interior, sin que por ello el precio de este capaz modelo familiar se dispare. Su motor diesel de 120 CV cumple satisfactoriamente para una conducción tranquila, y homologa un consumo medio de 3,7 l/100 km. En materia de prestaciones decir que alcanza los 194 km/h y que acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos.

Por lo que se refiere al ST Line de cinco puertas, observamos un conjunto muy sugerente, ya que junto a  una estética mucho más dinámica en todos los nuevos Focus, este nivel de acabados añade detalles “racing” que a buen seguro convencerán a muchos entusiastas de los compactos deportivos. Además la respuesta de su innovadora mecánica 1.5 Ecoboost es fantástica, increíble para tratarse de un motor de 3 cilindros. Ilustrativo es su registro en aceleración de 0 a 100 km/h: 8,2 segundos. 

Mucho más equipado

Finalmente decir que todos los nuevos Focus han avanzado con paso de gigante tanto en la incorporación de sistemas de ayudas a la conducción como en conectividad. Las nuevas tecnologías Stop & Go, de reconocimiento de señales de velocidad y de centrado de carril ayudan a gestionar la conducción en tráfico congestionado; la iluminación de curva predictiva y la iluminación basada en señales ayuda a los conductores a ver de manera más clara; la primera pantalla Head-up para un modelo Ford en Europa dota al conductor de una mayor confianza al volante; el asistente de estacionamiento activo permite maniobras de aparcamiento completamente automatizadas con solo pulsar un botón; y presenta el modem integrado FordPass Connect, que facilita conectividad en movimiento, una terminal de carga inalámbrica, SYNC 3 con pantalla táctil de 8 pulgadas y sistema de audio B&O Play. Sin duda alguna, el Focus es ahora un automóvil mucho más moderno y competitivo. 

Texto: Enrique Marco (Ibercajamotor.com).