Probamos el nuevo Nissan Leaf

La segunda generación del compacto 100% eléctrico de Nissan, el Leaf, da un firme paso adelante en todos los aspectos, tanto estéticos, como de potencia y autonomía, o de equipamiento y seguridad. Ahora cuenta con un potente motor de 150 CV con 378 km de autonomía y una usabilidad que le hacen válido para la gran mayoría de los usuarios. 

 

Corría el año 2010 cuando Nissan lanzó la primera generación de Leaf, con una estética cuestionable, pero con una técnica y una practicidad de uso que pronto le convirtieron en el coche eléctrico más vendido del mundo; y de hecho se han llegado a fabricar más de 300.000 unidades de la primera generación que nos acaba de abandonar. El nuevo Leaf supera a su antecesor en todo, por lo que es de prever que el éxito de nuestro protagonista de hoy se incremente notablemente, ya que, además de su espectacular mejoría, las normativas y restricciones de tráfico en las grandes ciudades parece que van a incentivar el uso de estos vehículos.     

Una conducción muy agradable  

Probar un coche como el nuevo Nissan Leaf es un ejercicio sumamente gratificante, y el cual te permite reflexionar y realizar una amplia valoración de la evolución del automóvil y de hacia dónde va la movilidad. Y lo mires desde el punto de vista que lo mires, está claro que coches como el Nissan Leaf son el futuro, y también el presente. El futuro porque la industria automotriz va encaminada hacia ello, y el presente porque coches como este Leaf ya son válidos hoy día para una gran parte de los conductores. Además su coste para acceder a él, algo superior al de un compacto de motor térmico o híbrido equivalente en potencia, espacio o equipamiento, es asumible por el menor coste de utilización; lo cual puede propiciar que a la postre ese “sobrecoste” que le penaliza en el momento de decidirse por un modelo u otro se compense en unos pocos años; e incluso a la larga llegue a ser rentable.

Que cada uno haga sus números, pero lo que está claro es que en cuanto a agrado de conducción, lo que ofrece en su interior, y su usabilidad le convierten en un automóvil totalmente recomendable. Con una longitud total de 4,49 m, una anchura de 1,79 m, una altura de 1,54 m y una distancia entre ejes de 2,70 m, el nuevo Nissan Leaf muestra un atractivo aspecto que no desmerece en absoluto frente a los compactos más bonitos del segmento. Goza de una aerodinámica carrocería (coeficiente de rozamiento Cd de 0,28) y de unos rasgos estéticos similares a los de la gama Nissan, la cual tiene una gran aceptación. Está disponible en 10 colores exteriores: Blanco Sólido, Rojo Sólido, Bronce Metalizado, Gris Metalizado, Spring Cloud, Plata Diamante, Rojo Fusión, Blanco Perlado, bitono con carrocería en Blanco Perlado y techo en Negro Metalizado.

Interior moderno y de calidad

El interior ha sido totalmente rediseñado respecto a su predecesor, y presenta unos materiales de buena calidad y detalles como los bordados en azul en los asientos, el salpicadero y el volante. La nueva pantalla de 7 pulgadas TFT a color agrupa las funciones de los sistemas de audio y navegación. La última versión del sistema de navegación NissanConnect EV incluye conectividad Bluetooth y radio DAB. Además de las funciones de navegación de serie, también incluye información en tiempo real sobre los puntos de recarga más cercanos. Por su parte, Apple CarPlay y Android Auto también están disponibles para una mejor conectividad (a partir del grado Acenta). Una de las funciones más populares del Leaf original es la posibilidad de configurar el climatizador del coche para que se active a una hora concreta, calentar el coche o refrigerarlo antes de iniciar un trayecto. Esta función permite a los clientes ahorrar batería, ya que pueden calentar o enfriar el coche desde la red eléctrica mientras se está recargando.

Su maletero de 435 litros y sus asientos traseros plegables en proporción 60/40 ofrecen un espacio y volumen de carga en la línea del segmento; por lo que el nuevo Nissan Leaf puede cumplir perfectamente las expectativas de un coche familiar. Además, la capacidad máxima del maletero con los asientos plegados es de 1.176 litros.

Autonomía válida para la mayoría de los desplazamientos

El nuevo tren motriz eléctrico del Nissan Leaf genera 110kW (150 CV) de potencia y 320 Nm de par, mejorando la aceleración hasta los 7,9 segundos de 0 a 100km/h, lo que supone un registro muy notable. Ahora tiene una autonomía de 378 km (medición NEDC), y este modelo ha sido también el primer vehículo eléctrico en superar las pruebas WLTP, lo que permite a los clientes recorrer hasta 415 km en condiciones urbanas con una sola recarga. Esta prueba refleja situaciones reales de manera más precisa, y eso significa que los conductores pueden disfrutar de trayectos más largos, interconectados gracias a la extensa red europea de cargadores rápidos CHAdeMO. El tiempo de recarga desde el aviso hasta el 80% de capacidad (recarga rápida 50 kW) es de entre 40 y 60 minutos, mientras que desde que da el aviso hasta tener la batería cargada al 100% pasan 7,5 horas (cargando en un Wallbow de 7Kw).

Rápido y estable

El Nissan LEAF posee una agrado de conducción excelente, tanto por comportamiento dinámico y potencia de su motor, como por la comodidad y ausencia de ruidos. Se conduce exctamente igual que un automático diesel o gasolina; salvo por un nuevo detalle: el “e-Pedal”. Este pedal de acelerador cuando se suelta hace las veces de freno, de modo que el sistema permite arrancar, acelerar, desacelerar y parar con solo modificar la presión sobre el pedal del acelerador; regenerando además en ese momento la energía de frenada para recargar la batería. Es cuestión de acostumbrase a él, pero una vez asimilado su comportamiento acaba gustando. Eso sí, el pedal de freno tradicional sigue ofreciendo las mismas funciones y eficacia.

Además el nuevo Leaf también añade un amplio equipamiento de seguridad activa que le acercan a la conducción autónoma, como el avanzado sistema ProPilot, que utiliza la dirección, los frenos y el acelerador para ayudar al conductor en situaciones de conducción por un solo carril. En situaciones de tráfico lento, permite al coche desacelerar y parar de manera autónoma cuando el tráfico se detiene. El sistema vuelve a reanudar la marcha y sigue al coche de delante cuando el tráfico vuelve a fluir. En autopistas, permite mantener una velocidad de crucero o seguir al coche de delante si este va más lento, manteniendo además el coche dentro del carril. También incluye el sistema ProPilot Park para estacionar de manera totalmente autónoma, en batería o en paralelo.

Por todo ello, semejante despliegue de sistema en ayuda a la conducción convierten al nuevo Leaf en un coche tecnológicamente muy avanzado, ya no sólo por ser 100% eléctrico y por tanto limpio y respetuoso con el medio ambiente, sino también por ofrecer una elevada dosis de ayuda a la conducción para mejorar la seguridad. 

Texto y fotos: Enrique Marco (Ibercajamotor.com)