Ibercaja Leasing con el I Rally Centenario de Ordesa Trofeo Mobility City

Ibercaja Leasing ha apoyado, entre otras empresas, esta iniciativa turística con coches clásicos deportivos del máximo nivel, que tuvo como punto neurálgico este último fin de semana de octubre el Pabellón Puente de la zona Expo Zaragoza, lugar que se convertirá en 2019 en Mobility City, proyecto de referencia en cuanto a la movilidad del futuro promovido por la Fundación Ibercaja.    

Este último fin de semana de octubre, del 26 al 28, una treintena de coches clásicos deportivos de época de elevado nivel se han dado cita en un evento turístico organizado por la Asociación Aragonesa de Clásicos Deportivos que ha discurrido entre Zaragoza y el Pirineo Oscense; en concreto por el entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Entre las marcas participantes, destacar la presencia de numerosos Jaguar, Mercedes y Ferrari; mientras que por modelos el E-Type fue el más numeroso con un total de cinco unidades. Por otra parte, Nissan fue la marca que apoyó el rally y sirvió un X-Trail para labores de organización.

A pesar de las poco halagüeñas previsiones meteorológicas, que anticipaban una brusca llegada de bajas temperaturas junto a lluvia o nieve, y que incluso obligaron a valorar planes alternativos a la AACD, o a alguno de los participantes a variar su vehículo utilizado; finalmente la alerta no tuvo grandes consecuencias y la caravana del rally pudo cumplir con sus preciosas rutas sin más complicaciones que los típicos contratiempos mecánicos en alguno de los automóviles. 

Salida desde la futura sede de Mobility City

La tarde del viernes día 26, en la puerta del Pabellón Puente de la zona Expo de Zaragoza, numeroso público se congregó para ver llegar a los vehículos al Parque Cerrado, ubicado en este lugar debido a que el principal valedor del rally –Mobility City, de la Fundación Ibercaja- abrirá en este espectacular Pabellón Puente a finales de 2019 un ambicioso proyecto que pretende convertirse en un referente europeo de la movilidad del futuro y que albergará salas de exposiciones, de formación, museos, etc. De hecho, durante la cena de bienvenida los participantes de este evento pudieron conocer de primera mano las características de tan interesante iniciativa, pues el Coordinador de Mobility City, Jaime Armengol, intervino en la cena como invitado de honor. 

La mañana del sábado amaneció fría y ventosa a orillas del Ebro, lo que no impidió que algún valiente saliese con su descapotable abierto. Los 223 kilómetros de recorrido de esta primera etapa entre Zaragoza y el Parador de Bielsa discurrieron a la perfección, en buena medida gracias al extraordinario acompañamiento de la Guardia Civil. Una vez atravesada la localidad de Barbastro las carreteras del Somontano y el Sobrarbe mostraron toda su belleza e idoneidad para el desarrollo de rutas con este tipo de vehículos; y aunque las nubes amenazantes respetaron durante el recorrido, en la espectacular llegada al Parador de Bielsa unos finos copos de nieve aportaron una imagen todavía más idílica al lugar.

Merrari, Jaguar y Mercedes fueron las marcas más admiradas

Una vez repuestas las fuerzas, de nuevo la marcha se reanudó para visitar uno de los pueblos reconocidos entre los más bonitos de España: Aínsa. El grupo automovilista llegó con sus vehículos hasta la bellísima plaza Mayor, recibidos por el alcalde de la localidad, Enrique Pueyo, y donde cientos de turistas se detuvieron a observar los deportivos del Rally. Precisamente los bólidos de los participantes franceses fueron algunos de los más admirados, pues tanto el Mercedes 300 SL Roadster como los Ferrari 330 GTC y 512 BB fueron los que mayor interés despertaban entre los ahí presentes. Finalizada la parada turística, el último tramo transcurrió sin problemas hasta Boltaña, donde se pernoctó.

Una fina lluvia apareció en la primera parte de la ruta dominical, a la cual no se sumaron  unos pocos vehículos que registraron diversos contratiempos; los habituales en este tipo de eventos. Pero la mayoría de los equipos sí disfrutaron de los 38 kilómetros de reviradas carreteras entre Boltaña, Fiscal y Torla; lugar este último donde se posó junto al Centro de Visitantes. Una vez realizada la foto de grupo, y tras el recibimiento del alcalde, Miguel Villacampa, los motores volvieron a arrancar para llegar hasta el aparcamiento de la pradera de Ordesa, desde donde algunos de los participantes partieron a caminar por las rutas más breves. De ahí hasta el hotel Silken Ordesa, donde se entregaron diversas distinciones a los mejores vehículos –como al Maserati Kyalami como mejor conservado o al Alfa Romeo Sprint Speciale como más espectacular, entre otros muchos- y en cuyo almuerzo se contó con el director gerente de Sarga, Jorge Díez. 

Con el rally ya clausurado y con los equipos listos para partir hacia sus lugares de origen –principalmente Aragón y Francia, además de Inglaterra, Suiza, Cataluña, Valencia, La Rioja, etc- el clamor mayoritario entre los integrantes del evento era el de plena satisfacción por la increíble belleza de los parajes visitados, por el buen hacer de la organización, por la calidad y valor de los automóviles participantes, y por el agradable y distendido ambiente de cordialidad que reinó durante un fin de semana inolvidable. Con este éxito -logrado en buena medida gracias al apoyo de la Fundación Ibercaja, Sarga, Nissan, Zoilo Ríos e Ibercaja Leasing- la Asociación Aragonesa de Clásicos Deportivos ya trabaja para llevar a cabo en 2019 nuevos proyectos de este nivel.